11 de agosto de 2018

Arquetipo XIII - Decesos inesperados

                    We are problems that want to be solved
                    We are children that need to be loved

Ahora vuelvo a ver tu mirada.
Ahora, te veo distante,
lleno de secretos e incertidumbres.

Nunca fuimos un nosotros,
solo dos entes en medio de la rutina.
Escribo desde mi rincón,
el mismo donde ocultaste tu esencia.

Tu gato de Schoedinger agoniza,
en medio de una lluvia de neutrones,
imágenes de apocalipsis truncados,
llenos de superficialidad.

Siempre tuve esperanzas, de creer
crecer, vivir, caminar
correr, soñar,
En fin... Aprender

Mis notas se queman
con mi historia... Un casi nuestro
las aguas del mar atrapan
en la red de desesperanza,
las últimas notas del drama agonizan
como una parte de la historia.

Ahora te veo desde mi futuro pasado,
te alejas, como espectro.
No veo tu silueta, solo luz
y la muerte.

Poema cuántico XXXV - Cartasis apocalíptica

                                                  It's too late, too late...

Resuenan las frases en la mente claustrofóbica,
los fantasmas vuelven como entes fantasmagórico
es muy tarde, muy tarde
la herida se abre cada vez un poco más.

Los gritos se ahogan en ecos
que resuenan en este universo,
la incertidumbre invade la agonía,
larga espera y olvido.

En esta noche oscura
mis posibilidades están perdidas,
sólo quedan perdidas en medio de los NO,
en las mentiras oscuras y desesperadas.

Pequeñez humana,
humillación gratuita,
camino que terminan en barrancos

Abismos angelicales,
que lloran lágrimas de sangres y sol
las heridas emergen de la memoria
para evitar caer en el cancer del olvido,
aunque estos fantasmas siguen dominando
mi propio infierno mental.

16 de mayo de 2017

Poema Cuántico XXXIV - Euphoria

La soledad construye su fortaleza
en este camino, colonizando mis temores.
Las tormentas se aproximan con tonos grises,
suenan millones de sinfonias clásicas
en mi mente alienada por el tiempo
por las urgencias, por esta guerra.

El cansancio recorre cada vena y arteria,
sangre caliente galopa con cada latido,
el temor descubre su veta en el alma perdida.

La incertidumbre resquebraja cada rincón,
cada etapa quemada y fotografiada
en el fondo del mar.
Cristalizando momentos en la infinito
de gritos ahogados por la marea.

Millones de violines suenan
violentos, agresivos, notas en rojo.
Bailarines desconectados del alma
aparecen en esta lucha eterna,
su destino esta escrito
en el pasado del mar.
Muerte y sangre son inevitables

Cada nota resuena con resplandor oscuro,
llenas de secretos y místicas.
Elévanse entre truenos y ráfagas
el sol de invierno oculta su frío quemante
la luna enrojecimiento con su caminar.

Los primeros caídos reluce silenciosos
gélidos, llenos de rabia y dolor.
Sin brillo en sus ojos,
la vida se esfuma lentamente
y la pasión huye en su carro transhumante
en medio de la batalla.

31 de diciembre de 2016

Arqueotipo XII - Espera desoladas de vacío.

Cada espacio reabre este infinito,
las luces resuenan distinto en esta tarde lluviosa
lánguida, cansada de su condición,
que atrasa esta agonía eterna.

El infinito se confunde con la locura,
millones de ideas brotas en este rincón
como un solo de Hamlet en el Sahara.
No, no hay más que dibujar o pintar
los dulces sueños se apagan
como velas incandescentes.

Esta tarde me recuerda los sueño,
que caen en trozos, en retazos.
El Sol se esconde como cada tarde
como esa historia reescrita.

Nunca el pasado será visto como añoranza,
la libertad resuena ya en la noche oscura,
mis faros en lo alto del cielo escondidas tras nubes,
millones de vientos suenan con notas nocturnas.

Espero tu silueta, un esbozo de oxígeno
unas notas de vida, de nostalgia
en este mi espacio devastado por esperas...
por esperas vaciadas de vida.

Las voces se esconden en mi menten,
huyen del diluyente cancer del olvido,
amanece... no lo esperaba que tus recuerdos
se desgastaran como arena en el mar,
como latidos pegados y escondidos
en medio de mi memoria.

10 de mayo de 2016

Nostalgia abrumadora

La noche pierde las estrellas
como las horas sus segundos,
esperando que aparezcas de nuevo
entre mis caminos oscuros.

El abandono se ha vuelto una rutina
llena de trabajos en vano,
vacíos inmensos de mar dulce,
el frío invade cada día
la luz toma tonalidades de cálido azul.

Por qué te dejé ir en la templada noche,
extraño cada abrazo y sueño
perdimos el bosque por la penumbra,
no puedo detener el fin
se escribe cada vez más con fuerza.

Mi mente corre a la velocidad de la luz,
desaparezco de la materia,
la rutina invade cada ángulo
la luz pierde tus colores
las estrellas se oscurecen
mi universo se encoje en mi camino
sin ti.

9 de mayo de 2016

Oxygène V - Ruinas nocturnas

      Emilia revisaba cada paso e idea que surgía de su mente oscura. Nada debía salir del plan, ese plan que la dejaría como la única dueña de Antonio. El único hombre que la haría feliz por el resto de su vida. El hijo que nacería en unos meses más era el mejor recurso para mantenerlo a su lado. Siempre estarás destinado a mí, Antonio - se repetía.  

   Mientras en otro extremo de la ciudad, se escuchaban los gemidos de un herido del amor. Magdalena tirada en el suelo, rescatando cada segundo de energía y de aire que le quemaba por dentro. No hay mucho que ganar se decía triste. Su cuerpo reflejado en el espejo mostraba los daños que le habían ocurrido en el aeroparque. Las luces del amanecer empeoraban la escena. Nunca lo lograré, nunca seré feliz. Recuerda la suave piel de Antonio quemada por los rayos de sol bajo Roma, el último de los viajes donde logró ser feliz. Ella le había quitado todo. El teléfono suena de nuevo en aquella lúgubre pieza - Al fin puedes llamarme y dejar de lado tu orgullo. Qué quieres que haga, no puedo salir en este momento, él está a su lado...Lo perdí, sí- la voz sollozaba. Siempre fue más astuta, tu eres inocente y buena - Esa voz se oía dura, mecánica y calculadora - Para qué me quieres? Quieres el fin de esta farsa. 

       Los rayos de sol hacen que despierte emocionada, una nueva etapa se aproxima. Acaricia su espalda y cabello negro azabache, muy pronto será la oportunidad de su vida. Se levanta, mira el espejo y mira el reflejo de su hermana que yace en el suelo, sueña que esté muerta. Una sonrisa malvada se marca en sus labios oscuros, abraza su abultado vientre. Dos tickets de avión caen al suelo y comienza a soñar en el futuro que se viene, los levanta lentamente, besa sus labios y lee el nuevo destino que la llevará a descubrir su gloria eterna. 

8 de mayo de 2016

Poema cuántico XXXII - Oda delirante

Las tardes líricas superan
mi realidad subjetiva, restringida, 
abandonada de humanidad
llena de superficialidad.


Huir de los extremos significa 
ser un poco más de sí 
superar ese muro limitante,
oscuro medievo personal.


Bendita crisis existencial 
apareces como golondrina de Huidobro
pero generas el caos e incertidumbre 
ahuyentas las nubes 
dejas que aparezcan los versos
como notas de violín estropeado,
entregas vida y muerte
una eternidad hecha segundo 
para sertir(me) humano.

Poema cuántico XXXIII - Nemesis

Cada escritura está dedicada
al abandono que dejaste atrás,
ignorando el espacio generado
destruido sin ser creado.

Eres un ente apocalíptico,
génesis de males.
el único fin,
una respiración entrecortada
medianoche abrumadora.

Ruinas inexistentes,
el big crunch de mi universo,
espero despertar en agujeros negros
para resucitar luego de mis caídas.

Apología de la vida,
epitafios desechables
lleno de modismos
oscuras intenciones,
enredadas noches
penumbras ocasionales
en atardeceres matinales. 

Apareces como tornado destructor
incontenible, infinito,
en mi vida arruinas
el espacio armónico del tu y yo.

Invades como el todo, 
recorres cada rincón,
abandonas la luz y te sigo,
buscando mi epitafio
bajo cartas y ruinas desamparadas.