10 de octubre de 2019

Arqueotipo XXIX - Vacío delator

La mente olvida y el corazón sana... 
CG


Hoy comenzamos a reescribir los versos, 
a revisar las raíces llenas de recuerdo. 
Esos recuerdos que resuenan en la mente
un eco que llena el vacío y no me deja dormir. 

Hay miedos que se escondieron al verte, 
y comienzan a reconquistar los territorios perdidos. 
Convertir los jardines en ruinas, 
otoños e inviernos napoléonicos. 

Esas sonatas de piano suenan ahora inmortales
en teatros vacíos sin público. 
El alma aún camina en el sendero
con un saco de esperanzas y proyectos inconclusos, 
explicaciones perdidas. 

Un golpe tras otro del viento 
resuenan en este espacio, en mi vacío 
mientras saco raíces nuevas 
convierto mi camino en un yo solitario. 

17 de junio de 2019

Poema cuántico XXXVIII - Reencuentro fortuito

Te acuerdas de mí,
soy ese fantasma que ocultaste
bajo millones de excusas,
vengo con toques de guerra y
estampas de fotografía.

Vengo a buscar mi libertad,
esa que dejé junto a ti.
Sé el dolor que sientes al verme
como espectro de un más allá.

I don't know what to say or do
estaba escrito que te volviera a ver,
sabes quiénes fuimos.
Millones de kilómetros no ocultarán
esta historia.

He dejado otros paisajes,
buscando respuesta que el viento omite.
Eres la única que puede calmar
este fuego abrazador.

What do you want for me?
Just I am a part of yourself,
a little reflex and deception
And... Here I am again,
Give me words I can understand.

Este fantasma llegó para rescatar
su historia y recuerdos.
Estamos frente a frente
con dolor de heridas abiertas
que deben cerrar.

9 de junio de 2019

Arqueotipo XX - Retiro espiritual

Violines cuánticos nos recuerdan este espacio
abismante e infinito del tú y yo.
La genialidad de la paradoja
que mientas más te olvido,
más apareces en mi camino.

Es tarde para los errores,
es tarde para volver.
Quizás sólo la luz en su velocidad,
haga cambios en medio de este sueño.

El azul en sus sinfonías
recuerda los tiempos de glorias,
los recuerdos en naranjas y amarillos otoñales,
esas miradas bajo la lluvia,
las noches estrelladas,
las madrugadas al verte dormir.

Esta paradoja que intenta romper mi realidad,
esta realidad que no conoce de límites
que suena bajo una sinfonía de luz y oscuridad.

Los pianos se alinean para dibujar en el vacío y
en el poco oxígeno que olvidaste
un retrato de tu ser,
ese ser infinito que no quiere diluirse.

Hoy en este vacío, te recuerdo,
bajo estrellas que llueven
en medio del azul y pensamientos del pasado.

Arqueotipo XIX - Nostalgia temporal

Quién le ha preparado hoy el café,
quién le ha habrá despertado,.
quién te habrá amado...

El tiempo no perdona su paso,
agrieta los espacios y las imáges,
diluye los recuerdos y las palabras...

Reduce cada fuego,
abandona la luz
los relojes de derriten ante él.

La nostalgia invade la noche,
millones de preguntas nacen
en la mente ocupada,
llena de paradojas y recuerdos rebeldes.

Recuerdos rebeldes,
que se resisten a morir
y luchan con paso firme frente a la pared.

En su interior, sabe que sólo una mirada
y una caricia de flor
conquistaría e iluminaría la vida.


11 de mayo de 2019

Poema cuántico XXXVII - Paris en sepia

Hoy con notas del acordeón
recordé cada pasaje de inviernos,
tu mirada bajo neutrones y fotones de amor
en sepia de las tardes
imaginadas en París.

Me enseñaste todo tiempo es relativo,
depende del prisma de amor 
contigo fue fugaz,
siendo que pasabamos días
entre Eiffel y Louvre.

Corríamos en Champs Elisee,
nos volvíamos luz y materia.
La incertidumbre envidiosa
ocultaba su plan oscuro,
desviandonos de nuestro rumbo.

Nos llevó lejos, a otro París
a uno más de Postguerra,
más apocalíptico.
Lleno de recuerdos diluyéndose
en el barroco de espejismos,
entre soles y revoluciones,
refundaciones y sobrevivencia.

Hoy mi francés se pierde y se olvida
en el frío de las calles.
Nuestra historia muere entre versos,
nostalgias de amores no nacidos,
frustrados y abandonados.

5 de mayo de 2019

Arqueotipo XVIII - Invierno nostálgico

El piano recuerda en cada nota,
un trozo de nuestra historia
que se diluye en distancias
que cae con el cáncer del olvido.

Tu figura persiste acá,
el oxígeno comienza a acabar,
las estrellas enfrían cada rincón.

No me importan lo que ocurra,
sin luces, perdido en medio de sombras
millones de ideas rodean la atmósfera
millones de dudas invaden la mente.

Correr sólo para atrapar parte de ti,
correr para sentirse vivo,
correr para huir del olvido,
no perder las imagenes de la mente.

El hielo paraliza el aire,
el suelo atrapa cada mirada,
tus fotografías vuelan
mientras el mar inunda esta soledad.

La nostalgia tiene sede en mi corazón,
el silencio domina en esta dictadura.
Sé que no estás,
solo te busco entre estrellas y lunas de martes
sin respuesta, sin escuchar el eco de tu voz.

Despierto en este gélido mundo,
seguimos buscando
algún rastro de calor o de ti
en medio de esta soledad.

26 de abril de 2019

Arqueotipo XIX - Nostalgia onírica

Las pausas me dejan llorar
en cada rincón mientras tu ausencia
invade cada rincón de esta habitación.
la imagen de un hipótico "tú y yo"
congelado en el invierno de tu corazón.

Tal vez tengas razón,
sé que nos faltó un silencio para oirnos,
nos falto vivir la verdad,
nos falto dejar el miedo.

Ahora, que estás lejos,
el oxígeno se consume poco a poco,
la vida se pierde como fuego apagando se,
este orgullo dividió el diamante en dos.

Entregué y dejé que la vida lleve mis notas,
mis sueños y canciones con el viento
a tus ojos que ven el firmamento.

Ahora, en mi infierno gélido.
Estoy buscando un sentimiento,
ese recuerdo, del que eramos un tú y yo.
mientras las pausas me observan
vivir tu ausencia.

11 de febrero de 2019

Poema cuántico XXXVI - Utopia

Cada vez que despierto en este
tu sueño pintado al que llenas de luz,
reconozco tu energía,
tierras desconocidas donde
somos un nadie para la multitud.

La libertad se respira en este
nuestro santuario sagrado
sin pasados ni recuerdos del ayer.

Huyamos de estas tierras bajas,
a espacios y culturas desconocidas.
Ser nómades de millones de millas,
crear nuestros espacios e idioma.

Maneja nuestro tiempo y código humano,
hacernos únicos y brillar
como estrellas en el firmamento.

Volvernos entes ocultos, invisibles,
solo veamos nuestros propios secretos,
el miedo de enfrentar un nuevo inicio
donde el fuego y el agua compartan camino.