18 de mayo de 2020

Arqueotipo XXXIV - Chicago

Te escribo desde el invierno de esta ciudad de hielo
entre parques y personas felices. 
Ha pasado el tiempo desde que vi
tu silueta de tu caminar diluirse 
entre vientos de mayo. 

Chicago, te saluda. 

Juntando en cada espacio 
alguna noticia o llamadas perdida.
y miro bajo la lluvia busco desesperado
recuerdos, caminatas, atardeceres
o sueños truncados. 
 
Ahora, sólo entrego 
al destino este camino, 
mientras veo cómo 
pasa el tiempo, 
fluido...límpido

Espero que cada nota de esta sinfonía
pueda llegar a tus oídos.
  
Cada nota o calle 
muestran en el gris, la lejanía,
millones de estrellas titilan aisladas
y resuena tu nombre en esta cuidad invernal. 



2 de abril de 2020

Poema Cuántico XL - Notas gravitaciones

Tu recuerdo sigue aquí...
Caminos entre espacios oscuros,
millones de estrellas perdidas
en campos de agujeros negros,
cementerios gravitacionales.

Mentiras verdaderas y escritas,
desde su nacimiento,
entre cartas sin remitente
carente de recuerdos,
sin caminos, ni historia.

La nostalgia conquista con banderas oscuras
ocultando los soles de primavera,
el frío atisba un verano duro,
extraño y alienado.

Comenzaron las llamas del infierno,
lluvia abrazadora
en este rincón azul amargo.
Las puertas cerradas esconden secretos
temerosos de la muerte,
el cáncer del olvido.

Los espacios de materia oscura
dominan el destino,
las almas caen vagabundas
en este cementerio gravitacional. 

1 de marzo de 2020

Poema Cuántico XXXIX - Miedos Internos

El piano resuena en medio del concierto,
cada nota entrega una lluvia mustia.
Miradas y abrazos perdidos,
nostalgia de compañías abandonadas.

Luces lastimosas,
miedos y preguntas infinitas.
La soledad entra en este tango,
como el fuego del hielo abrazador
que congela cada recuerdo.

Cada recuerdo se esconde en sobras,
el Sol comienza en su amanecer a atardecer,
nadie soporta este mal humor,
una lógica cae consumida en los por qué.

Quién ahora caminará en los sueños,
quién estará en este vía construida
entre ruinas en sepia.

Los fantasmas conformistas
intentan borrar el pasado,
la vida de un nuestro.
La ceguera llega a este punto,
la vida se esconde tras órbitas
lejanas de plutón,
tierras de Caronte y Hades.

Sobre el piano llueve,
cada gota cae mustia
en este amanecer que se esconde
tras la noche de la nostalgia
y el frío de este verano.

15 de febrero de 2020

Arqueotipo XXXIII - Notas de un viaje desconocido

El tiempo ha pasado lento;
cada pregunta sin respuesta 
son una cicatriz sin cerrar. 
Las noches despiertan desde ese mar intenso
que quiere ahogarse.

La hora de partir ha llegado,
muchas lágrimas y explicaciones perdidas. 
Sueños de aeropuerto, 
caminos cruzados y vuelos para salir.
Millas perdidas, 
sueño congelados o esperando 
partir futuro o alternativo. 

Lluvias de nieve nostalgica, 
caen en la ciudad oscura. 
Límites proteccionistas, 
silencios quejumbrosos. 

Llegó la irremediable hora, 
esa hora que uno nunca espera, 
esa hora del fin inevitable. 
Tengo que de dejar ir, 
comenzar a guardar tus (nuestros) recuerdos. 

No es más que una parte de este juego, 
una señal de un fin. 
Cada sinfonía con esos violines anuncian
este fin inesperado,
para el paso del tiempo 
en este aeropuerto, 
donde llega este corazón fragil. 

Arqueotipo XXII - Vacío delator

La mente olvida y el corazón sana... 
CG


Hoy comenzamos a reescribir los versos, 
a revisar las raíces llenas de recuerdo. 
Esos recuerdos que resuenan en la mente
un eco que llena el vacío y no me deja dormir. 

Hay miedos que se escondieron al verte, 
y comienzan a reconquistar los territorios perdidos. 
Convertir los jardines en ruinas, 
otoños e inviernos napoléonicos. 

Esas sonatas de piano suenan ahora inmortales
en teatros vacíos sin público. 
El alma aún camina en el sendero
con un saco de esperanzas y proyectos inconclusos, 
explicaciones perdidas. 

Un golpe tras otro del viento 
resuenan en este espacio, en mi vacío 
mientras saco raíces nuevas 
convierto mi camino en un yo solitario. 

17 de junio de 2019

Poema cuántico XXXVIII - Encuentros fortuitos

Te acuerdas de mí,
soy ese fantasma que ocultaste
bajo millones de excusas,
vengo con toques de guerra y
estampas de fotografía.
Vengo a buscar mi libertad,
esa que dejé junto a ti.
Sé el dolor que sientes al verme
como espectro de un más allá.
I don't know what to say or do
estaba escrito que te volviera a ver,
sabes quiénes fuimos.
Millones de kilómetros no ocultarán
esta historia.
He dejado otros paisajes,
buscando respuesta que el viento omite.
Eres la única que puede calmar
este fuego abrazador.
What do you want for me?
Just I am a part of yourself,
a little reflex and deception
And... Here I am again,
Give me words I can understand.
Este fantasma llegó para rescatar
su historia y recuerdos.
Estamos frente a frente
con dolor de heridas abiertas
que deben cerrar.

9 de junio de 2019

Arqueotipo XXI - Retiro espiritual

Violines cuánticos nos recuerdan este espacio
abismante e infinito del tú y yo.
La genialidad de la paradoja
que mientas más te olvido,
más apareces en mi camino.

Es tarde para los errores,
es tarde para volver.
Quizás sólo la luz en su velocidad,
haga cambios en medio de este sueño.

El azul en sus sinfonías
recuerda los tiempos de glorias,
los recuerdos en naranjas y amarillos otoñales,
esas miradas bajo la lluvia,
las noches estrelladas,
las madrugadas al verte dormir.

Esta paradoja que intenta romper mi realidad,
esta realidad que no conoce de límites
que suena bajo una sinfonía de luz y oscuridad.

Los pianos se alinean para dibujar en el vacío y
en el poco oxígeno que olvidaste
un retrato de tu ser,
ese ser infinito que no quiere diluirse.

Hoy en este vacío, te recuerdo,
bajo estrellas que llueven
en medio del azul y pensamientos del pasado.

Arqueotipo XX - Nostalgia temporal

Quién le ha preparado hoy el café,
quién le ha habrá despertado,.
quién te habrá amado...

El tiempo no perdona su paso,
agrieta los espacios y las imáges,
diluye los recuerdos y las palabras...

Reduce cada fuego,
abandona la luz
los relojes de derriten ante él.

La nostalgia invade la noche,
millones de preguntas nacen
en la mente ocupada,
llena de paradojas y recuerdos rebeldes.

Recuerdos rebeldes,
que se resisten a morir
y luchan con paso firme frente a la pared.

En su interior, sabe que sólo una mirada
y una caricia de flor
conquistaría e iluminaría la vida.