11 de mayo de 2019

Poema cuántico XXXVII - Paris en sepia

Hoy con notas del acordeón
recordé cada pasaje de inviernos,
tu mirada bajo neutrones y fotones de amor
en sepia de las tardes
imaginadas en París.

Me enseñaste todo tiempo es relativo,
depende del prisma de amor 
contigo fue fugaz,
siendo que pasabamos días
entre Eiffel y Louvre.

Corríamos en Champs Elisee,
nos volvíamos luz y materia.
La incertidumbre envidiosa
ocultaba su plan oscuro,
desviandonos de nuestro rumbo.

Nos llevó lejos, a otro París
a uno más de Postguerra,
más apocalíptico.
Lleno de recuerdos diluyéndose
en el barroco de espejismos,
entre soles y revoluciones,
refundaciones y sobrevivencia.

Hoy mi francés se pierde y se olvida
en el frío de las calles.
Nuestra historia muere entre versos,
nostalgias de amores no nacidos,
frustrados y abandonados.

5 de mayo de 2019

Arqueotipo XVIII - Invierno nostálgico

El piano recuerda en cada nota,
un trozo de nuestra historia
que se diluye en distancias
que cae con el cáncer del olvido.

Tu figura persiste acá,
el oxígeno comienza a acabar,
las estrellas enfrían cada rincón.

No me importan lo que ocurra,
sin luces, perdido en medio de sombras
millones de ideas rodean la atmósfera
millones de dudas invaden la mente.

Correr sólo para atrapar parte de ti,
correr para sentirse vivo,
correr para huir del olvido,
no perder las imagenes de la mente.

El hielo paraliza el aire,
el suelo atrapa cada mirada,
tus fotografías vuelan
mientras el mar inunda esta soledad.

La nostalgia tiene sede en mi corazón,
el silencio domina en esta dictadura.
Sé que no estás,
solo te busco entre estrellas y lunas de martes
sin respuesta, sin escuchar el eco de tu voz.

Despierto en este gélido mundo,
seguimos buscando
algún rastro de calor o de ti
en medio de esta soledad.

26 de abril de 2019

Arqueotipo XIX - Nostalgia onírica

Las pausas me dejan llorar
en cada rincón mientras tu ausencia
invade cada rincón de esta habitación.
la imagen de un hipótico "tú y yo"
congelado en el invierno de tu corazón.

Tal vez tengas razón,
sé que nos faltó un silencio para oirnos,
nos falto vivir la verdad,
nos falto dejar el miedo.

Ahora, que estás lejos,
el oxígeno se consume poco a poco,
la vida se pierde como fuego apagando se,
este orgullo dividió el diamante en dos.

Entregué y dejé que la vida lleve mis notas,
mis sueños y canciones con el viento
a tus ojos que ven el firmamento.

Ahora, en mi infierno gélido.
Estoy buscando un sentimiento,
ese recuerdo, del que eramos un tú y yo.
mientras las pausas me observan
vivir tu ausencia.

11 de febrero de 2019

Poema cuántico XXXVI - Utopia

Cada vez que despierto en este
tu sueño pintado al que llenas de luz,
reconozco tu energía,
tierras desconocidas donde
somos un nadie para la multitud.

La libertad se respira en este
nuestro santuario sagrado
sin pasados ni recuerdos del ayer.

Huyamos de estas tierras bajas,
a espacios y culturas desconocidas.
Ser nómades de millones de millas,
crear nuestros espacios e idioma.

Maneja nuestro tiempo y código humano,
hacernos únicos y brillar
como estrellas en el firmamento.

Volvernos entes ocultos, invisibles,
solo veamos nuestros propios secretos,
el miedo de enfrentar un nuevo inicio
donde el fuego y el agua compartan camino.

7 de febrero de 2019

Poema cuántico XXXV - Nocturama urbano

Calles españoladas,
en medio de la medianoche,
pieles de leopardo y
aire caliente electrificante
lleno de neutrinos excitados.

Sorpresas inesperadas,
sonrisas malvadas.
Me gusta tu idioma,
¿Qué buscas en este laberinto?,
entre notas de alcohol y droga.
recuerdos difusos en sepia.

Me gusta éste, tu juego,
donde siempre ganas,
no hay reglas claras,
dulce trampa urbana.

No detengas,
dejame correr en tu dinámica, 
perderme en esta noche épica,
Bajo la velocidad de eones y luz
entre la materia negra indiferente.

Dejame aprender tus códigos,
el lenguaje de tu reino.
Deja fluir esta aventura,
esta declaración de derrota ganadora
llena de juegos y sueños insolentes,
dejame envenenar en este insomnio
dejame caer bajo tu victoria.

3 de diciembre de 2018

Arqueotipo XVII - Declaración de principios


Like a promise that's forever spoken

A sacred bond that will remain unbroken

Tarde o temprano
los fantasmas de este camino
se diluyen y huyen del nuevo sol
el sol de invierno que brilla
con cristales de nieve espectral.

Las fuerzas encuentran nuevos puertos,
no quiero imaginar utopías,
solo quiero vivir la realidad.

Nadie espera los términos,
ni el letárgico adiós,
cada uno espera su propio acto
en el teatro de la vida.

La verdad siempre será igual,
como las promesas que me hago cada día,
las palabras del hoy valen por siempre.

En este camino, apareces...
como sol de invierno
que atraviesa la niebla contracorriente,
llegó la hora... el tiempo de caminar contigo.

2 de diciembre de 2018

Arqueotipo XVI - Nostalgias góticas

...Just Stand by forever

Caminos perdidos en mapas en sepia
son latidos de mi instinto
que me llevan caminando a aguas oscuras,
con notas de un piano en la oscuridad.

Resuena en mi mente la misma ópera,
la anunciación profana
herejías de entendimientos
millones de ideas que vuelan.

Extraño las tardes de conversión,
la nostalgia invade e inunda mis páginas con
vacíos, lúgubres, góticos,
carente de nortes y brújulas;
llena de lágrimas mis días.

Los mapas desaparecen en medio de la marea,
esa marea que golpea cada roca de mí,
esos cimientos de arena,
esos recuerdos de sepia,
esos sentidos sin sentidos
en medio de esta soledad,
en esta ruina de gótico abandonado.

Arqueotipo XV - Última estación

Acá estamos esperando bajo la lluvia,
mientras pienso en ti y
los recuerdos aparecen como fantasmas
llenos de mimetismo y mentiras oscuras.

Un gran viaje ha sido,
me detuve por un proyecto,
nada que esconder ni ocultar,
pero cada palabra, ponsoñoza daga.

Tu silencio presente
mutismo de relleno,
en medio de París
seguimos solos en este camino.

Volar entre las nubes de mi batalla,
buscando rescatarte entre las ruinas,
y tú huyes de esta historia.

La batalla dio dictamen
¿no ves el fin?,
las ruinas disfrutan este espectáculo
entre animales carroñeros y  tormentas.

La última nota,
sólo un grito
en medio de la historia
para perderse en el olvido.