16 de mayo de 2017

Poema Cuántico XXXIV - Euphoria

La soledad construye su fortaleza
en este camino, colonizando mis temores.
Las tormentas se aproximan con tonos grises,
suenan millones de sinfonias clásicas
en mi mente alienada por el tiempo
por las urgencias, por esta guerra.

El cansancio recorre cada vena y arteria,
sangre caliente galopa con cada latido,
el temor descubre su veta en el alma perdida.

La incertidumbre resquebraja cada rincón,
cada etapa quemada y fotografiada
en el fondo del mar.
Cristalizando momentos en la infinito
de gritos ahogados por la marea.

Millones de violines suenan
violentos, agresivos, notas en rojo.
Bailarines desconectados del alma
aparecen en esta lucha eterna,
su destino esta escrito
en el pasado del mar.
Muerte y sangre son inevitables

Cada nota resuena con resplandor oscuro,
llenas de secretos y místicas.
Elévanse entre truenos y ráfagas
el sol de invierno oculta su frío quemante
la luna enrojecimiento con su caminar.

Los primeros caídos reluce silenciosos
gélidos, llenos de rabia y dolor.
Sin brillo en sus ojos,
la vida se esfuma lentamente
y la pasión huye en su carro transhumante
en medio de la batalla.

Publicar un comentario