8 de mayo de 2016

Poema cuántico XXXII - Oda delirante

Las tardes líricas superan
mi realidad subjetiva, restringida, 
abandonada de humanidad
llena de superficialidad.


Huir de los extremos significa 
ser un poco más de sí 
superar ese muro limitante,
oscuro medievo personal.


Bendita crisis existencial 
apareces como golondrina de Huidobro
pero generas el caos e incertidumbre 
ahuyentas las nubes 
dejas que aparezcan los versos
como notas de violín estropeado,
entregas vida y muerte
una eternidad hecha segundo 
para sertir(me) humano.
Publicar un comentario en la entrada